APORTES A LA INTERPRETACIÓN Y APLICACIÓN DEL DECRETO 128/016

Por Dr. Bruno BERCHESI

Director de la Consultora Prevenir

Con más de un mes de dictado el Decreto No. 128/016, son más las dudas que certezas las que se les plantean a los operadores. Mediante una lectura del Decreto de marras, pretendemos proponer responder algunas interrogantes, o al menos sugerir el fiel de la balanza para interpretar esta nueva regulación.

Marco Normativo:

  • Ley No. 5.032 sobre prevención de accidentes laborales, como marco conceptual ineludible.
  • Convenio OIT 155, ratificado por Uruguay en la Ley No. 15.965, sobre la seguridad y salud de los trabajadores y reglamentado por el Decreto No. 291/007.
  • Ley No. 19.172 sobre regulación de la marihuana y su reglamentación por el Decreto No. 120/014.
  • El Decreto No. 128/016 que reglamenta la Ley No. 19.172 pero con carácter general, estableciendo un procedimiento de actuación ante situaciones de consumo (de alcohol y otras drogas) en el ámbito laboral.

VISTO: La necesidad de establecer un procedimiento de actuación en materia de consumo de alcohol, cannabis y otras drogas en el ámbito laboral y/o en ocasión del trabajo.

¿Cuáles otras drogas? El Decreto no define drogas, pero sí incluye en su repertorio al cannabis y la cocaína (art.11). Qué pasa con otras sustancias, como la nicotina, que estimulan el sistema nervioso central. ¿Acaso debemos controlar su consumo?

La respuesta de un psicólogo o un médico seria SÍ. Puesto que definen las drogas, como toda sustancia que, introducida en el organismo por cualquier vía de administración, produce una alteración del funcionamiento del sistema nervioso central del individuo y es, además, susceptible de crear dependencia, ya sea psicológica, física o ambas.

Entendemos, que el concepto de droga está dado por el:

  • Decreto- Ley No.14.222 que ratificó las listas I y II de la Convención Única de Nueva York 1961.
  • Decreto- Ley No.14.294, popularmente conocida como Ley de estupefacientes.  
  • Decreto- Ley No. 14.369, que contiene la lista I del Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas realizado en Viena 1971.
  • Aquellas drogas que, conforme a los estudios o dictámenes de la autoridad sanitaria nacional o recomendaciones de Organismos Internacionales, el Poder Ejecutivo resuelva incluir. Tal es el caso del Decreto 310/015, en el que el MS manifestó que producto de la 36ª Reunión del Comité de Expertos en Farmacovigilancia de la OMS, la Comisión de Estupefacientes de la citada Organización, resolvió la inclusión de nuevas sustancias en las listas de control establecidas.

Podemos concluir, que son controlables por las empresas, cualquier droga listada en la normativa vigente, no solo cannabis y cocaína. Le sugerimos consultar en la División Sustancias Controladas del Ministerio de Salud o asesorarse con una Consultora especializada.

En lo que respecta al ámbito laboral y/o en ocasión del trabajo. No caben dudas que queda englobada la jornada de trabajo, aunque el trabajador se encuentre fuera de la empresa (en ocasión), pero ¿qué sucede con el descanso intermedio?

Nos parece que, en términos prácticos, poco importa la respuesta en lo que refiere a drogas, puesto que quien consume en su descanso, al retornar a sus labores, su sistema nervioso estará bajo los efectos de la droga. Así, quien consume legalmente marihuana, se ve afectado de forma inmediata y por un periodo aproximado de 3 horas (los efectos dependen de la persona, su tolerancia y la cantidad). En drogas que se aspiran (esnifar), bastan 7 segundos para que el sistema nervioso se vea afectado por unas horas.  Aún más, la tecnología de detección para drogas tiene un periodo ventana de hasta 8 horas, por lo que el trabajador no debería siquiera consumir en las horas previas a trabajar, para asegurarse un resultado negativo. Podemos afirmar que el Decreto y la tecnología actual de detección, crean una obligación general de prudencia en el consumo, por parte de los trabajadores (que deberá ser advertida por la Empresa). A priori puede sorprender esta afirmación, que supone que un empleado que ingresa a trabajar a las 8 AM, el domingo por la noche, deberá restringir su consumo legal de marihuana. Pero acaso quien maneja, ¿no toma esa precaución según sus características físicas?, sabedor que lo importante es como se ve afectado su organismo ante los eventuales test.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s